Buscar

Plan de auditoría de impacto

El plan de auditoría es una de las herramientas fundamentales que guían la gestión de la profesión, este, debe cumplir con ciertas características para estar alineado con el propósito, la autoridad y la responsabilidad de la Auditoría Interna. Entre los aspectos que deben ser considerados encontramos por ejemplo, que el plan sea aprobado por la Junta Directiva o el órgano de gobierno que haga sus veces, que dicho plan sea un ejercicio basado en riesgos, cuando nos referimos a riesgos, es importante que vinculemos tanto riesgos operativos como estratégicos y emergentes, y tener una visión de los procesos de gobierno, riesgo y control. Durante su elaboración, tener entrevistas con el CEO, miembros de Junta Directiva y otro personal clave para tener mayor conocimiento de asuntos relevantes y de impacto, impulsar a los miembros del equipo de auditoría a que practiquen la comunicación abierta con los demás departamentos, teniendo presente que para ser asertivo en la confección del plan, debe haber sincronía en la visión del negocio y las situaciones vigentes que representan riesgos para la organización. Esto contribuye a la materialización de lo dispuesto en la norma 2010 del Marco Internacional para la Práctica Profesional de Auditoría Interna. Con la puesta en práctica de una comunicación abierta y asertiva con el CEO, la Junta Directiva y otro personal clave, cada vez será mayor la participación del auditor en su rol de consultor, lo cual potencia su valor diferenciador como asesor de confianza.

¿Deseas ampliar la información?

Suscríbete a www.treinv.com para seguir leyendo esta entrada exclusiva.

Suscríbete ahora
21 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

Este es un concepto que va más allá de la creación de valor económico por parte de las empresas a sus accionistas, en este sentido se define como la creación de valor a largo plazo para los grupos de

Según información suministrada por la CEPAL, representan el 99.5% de la totalidad de empresas en la región. El 60% de la población ocupada trabaja para pequeñas y medianas empresas. Solo el 45% de est